Versículo de la Palabra de Dios

VERSÍCULO DE LA PALABRA DE DIOS:
"A los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios" Jn 1, 12
La identidad del cristiano: SOY HIJO DE DIOS

"Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre, os las he dado a conocer." (Jn 15, 15)
Otro rasgo del cristiano: SOY AMIGO DE CRISTO

"Justificados pues por la fe tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo;" (Rm 5, 1) Un tercer rasgo del cristiano: HE SIDO JUSTIFICADO

miércoles, 16 de marzo de 2011

La epístola a los Hebreos

Te invito a leer la epístola a los Hebreos con la intención de conocer, o conocer más, a Jesucristo.

A muchos no-cristianos, les resulta incómodo escuchar que Jesucristo es una persona humana y divina. Tal incomodidad tiene lógica; ante la afirmación de que Jesucristo es una persona humana y divina y sin el don de la fe, parecería menos irracional pensar que estamos ante religión-ficción que tomárselo en serio. ¡Cuándo se ha oído cosa igual! Pero es que no se trata de lógica meramente humana, sino de una realidad revelada, lo que requiere fe en el Revelador, o para comenzar, por lo menos requiere confianza en la persona que lo anuncia.

Dios no es un incomunicado, ni un mudo, sino que ha enviado continuamente mensajes de sí mismo, mensajes de salvación, no sólo a través de la naturaleza, como Pablo escribe en la carta a los Romanos 1, 19-20, no sólo ha hablado a través de la conciencia a cada ser humano como se nos dice en Romanos 2, 15, y por supuesto que el Señor se comunica por medio de su providencia, además de estos cauces Él se ha comunicado de forma progresiva, es decir que, lo que comenzó muy sencillamente, se fue haciendo más maduro hasta que en la plenitud de los tiempos Dios habló por medio de su Hijo.

Antes se había comunicado en visiones, sueños, éxtasis, o por medio de ángeles; cuando se comunicaba por medio del lenguaje humano lo había hecho con parábolas, promesas, relatos, salmos (poemas), lo hizo por medio de los elementos naturales …, pero definitivamente se dio a conocer en Jesucristo y por medio de Él. Así que Jesucristo es, no una más, sino la manifestación de Dios.

¿Hay algo más importante que conocer que a Jesucristo? Te invito a leer los cuatro primeros versículos de la epístola a los Hebreos; del versículo 2 al 4 se afirma ocho verdades que sólo de él se pueden decir. Si los sacas, comparamos en el próximo articulo.

miércoles, 9 de marzo de 2011

Hecho ocurrido en 1892

(Hecho ocurrido en 1892, verdadero y parte de una biografía)

Un señor de unos 70 años viajaba en el tren, teniendo a su lado a un joven universitario que leía su libro de Ciencias. El caballero, a su vez, leía un libro de portada negra. Fue cuando el joven percibió que se trataba de la Biblia y que estaba abierta en el Evangelio de Marcos.
Sin mucha ceremonia, el muchacho interrumpió la lectura del viejo y le preguntó:
- Señor, ¿usted todavía cree en ese libro lleno de fábulas y cuentos?
- Sí, mas no es un libro de cuentos, es la Palabra de Dios. ¿Estoy equivocado?
- Pero claro que lo está. Creo que usted señor debería estudiar Historia Universal. Vería que la Revolución Francesa, ocurrida hace más de 100 años, mostró la miopía de la religión. Solamente personas sin cultura todavía creen que Dios hizo el mundo en 6 días. Usted señor debería conocer un poco más lo que nuestros Científicos dicen de todo eso.
- Y... ¿es eso mismo lo que nuestros científicos dicen sobre la Biblia?
- Bien, como voy a bajar en la próxima estación, no tengo tiempo de explicarle, pero déjeme su tarjeta con su dirección para mandarle material científico por correo con la máxima urgencia.
El anciano entonces, con mucha paciencia, abrió cuidadosamente el bolsillo derecho de su bolso y le dio su tarjeta al muchacho. Cuando éste leyó lo que allí decía, salió cabizbajo, sintiéndose peor que una ameba. En la tarjeta decía:
Profesor Doctor Louis Pasteur
Director General del Instituto de Investigaciones Científicas
Universidad Nacional de Francia
“Un poco de Ciencia nos aparta de Dios. Mucha, nos aproxima”
Dr. Louis Pasteur

Postdata: El mayor placer de una persona inteligente es aparentar ser idiota delante de un idiota que aparenta ser inteligente.

jueves, 3 de marzo de 2011

57 años regalados por el Señor

Cada día que pasa descubro más y más cuán pobre es el ser humano sin comunión con Dios. Este ser humano que al ser creado "vio Dios que era muy bueno", había sido hecho a imagen y semejanza del Creador. Pero el pecado rompió su comunión con el Bienhechor de la humanidad y mientras permanece en ruptura con Él, cualquier disparate, lo más variado que se pueda imaginar y aún más, desde la más leve hasta la más intensa necedad debe esperarse de él, porque eso es todo cuanto es capaz de hacer por sí solo.

Menos mal que la comunión del Espíritu Santo es capaz de cambiar nuestro carácter. Pero a la vez qué difícil nos resulta dejarnos guiar, porque tememos perder la autonomía por razón de la cual volvemos una y otra vez a caer en la tentación.

Después de 57 años cumplidos me aferro a mi autonomía, no me refiero respecto al ser humano, que así debe ser, sino en relación con Dios y los enemigos del ser humano. Y sin embargo el Señor tiene paciencia y espera que me convierta.

Hoy le doy gracias de todo corazón, y le pido que tenga misericordia de mí y me sujete a la inspiración del Espíritu Santo Dios por los méritos de nuestro Señor Jesucristo. Amén

miércoles, 2 de marzo de 2011

El tiempo es breve

En diferentes épocas de nuestra vida vivimos el tiempo de diferente forma; en la adolescencia el tiempo pasa más lento, nos parece lejano el día en que seremos mayores de edad, en la vejez el tiempo vuela. Pero más allá de estas vivencias propias de cada etapa en realidad el tiempo del ser humano es breve. La oración del salmista es "nséñanos a calcular nuestros años, para que adquiramos un corazón sensato. Sal 90, 12.

No tenemos asegurado un minuto más en la vida, "mi alma es tu aliento divino", dice la canción, y así lo confirma el salmista.

Salmo 104, 29-30
"Les retiras el aliento,
y expiran y vuelven a ser polvo;
envías tu aliento, y los creas,
y repueblas la faz de la tierra."

Aunque estos versículos se refieren a los animales que crea el Señor, también es una realidad más que constatada en nuestros semejantes.

Te invito a orar con el Salmo 90, 1. y 3-6

"Señor, tú has sido nuestro refugio
de generación en generación

Tú reduces el hombre a polvo,
diciendo : "Retornad, hijos de Adán."
Mil años en tu presencia
son un ayer, que pasó,
una vela nocturna.
Los siembras año por año,
como hierba que se renueva:
que florece y se renueva por la mañana,
y por la tarde la siegan y se seca."

Al fin y al cabo, poco cuenta sin son "mil años" un "año" o "un ayer que paso" los días de nuestra vida, lo que cuenta es si los vivimos en la presencia del Señor o de espaldas a Él.